Canciones de Extremoduro

•octubre 2, 2008 • Dejar un comentario

Discover Extremoduro!

‘ >div>702615

728348

728384

707650

692503

Links de Amigos

•octubre 2, 2008 • Dejar un comentario

nitroytuercas.blogspot.com

extremoduro.wordpress.com

aliceinchainsnet.blogspot.com

mcunabez

hardcorepride.wordpress.com

Rock_Transgresivo!

•octubre 2, 2008 • Dejar un comentario
 

  

 Historia

 

 

 Extremoduro se formó en el verano de 1987, en Plasencia. Roberto Iniesta (el alma del grupo), recabó la ayuda de El Salo y de Luis von Fanta.

Roberto (Robe) aprendió música escuchando a grupos como AC/DC y Leño. Su turbulento pasado como yonqui y las experiencias vividas le enseñan la jerga de la calle a la vez que le sirven para componer temas desgarradores.

Al año siguiente autoproducen un disco que venden a sus amistades. Con el beneficio obtenido graban una maqueta, cuyo mayor atractivo son las letras, algunas de ellas, absurdas rimas de borracho y otras, profundas reflexiones sociales mezcladas con declaraciones de principios.

Pasean su maqueta por todo el país y, finalmente, les llaman de un programa de la televisión catalana para grabar un par de canciones. Además, quedan terceros en la final del Trofeo Yamaha, lo que les vale para firmar un contrato con la discográfica Avispa, con la que editan su primer álbum comercial, conteniendo los mismos temas que la maqueta.

Tras una gira que les lleva a recorrer toda España, deciden cambiar de discográfica y firman por Pasión. El primer fruto de esta unión aparece en 1991 y se titula “Somos Unos Animales

“, donde una mayor calidad técnica de la grabación y de los estudios dejan ver a un Extremoduro más verdadero. Comienzan a denominar su música como “rock transgresivo”, en el que se mezclan bruscas subidas de tono con repentinos silencios.

 

Extremoduro

continúan las giras y conciertos, aunque algunos de ellos sean auténticos desastres debido, principalmente, a los efectos que las drogas producen en el estado de ánimo del cantante Robe.

 

Tras cambiar nuevamente de discográfica y pasarse a DRO, publican “Deltoya“, un disco homogéneo en la composición e impecable en la ejecución musical, ahondando en el estilo ya iniciado en el disco anterior.

En 1995, Roberto crea un grupo llamado “Pedrá“, con los que publica un solo disco con una sola canción, del mismo título. En 1996 aparece un nuevo álbum de Extremoduro, titulado “Agíla“, no sin antes haber creado la canción principal para la película “El día de la bestia”.

En 1998, y tras un recopilatorio aparecido en 1997 y titulado “Iros Todos a Tomar por Culo“, publican “Canciones prohibidas“, con la colaboración de Iñaki “Uoho” Anton (Platero y Tú).

En 2002 se publica uno de los mejores trabajos del grupo, “Yo, Minoría Absoluta“, un álbum que demuestra la madurez adquirida por el grupo.

En 2008 aparece un nuevo trabajo de Extremoduro, titulado “La ley innata“. Grabado de nuevo con la producción de Iñaki “uoho” Antón, se ha rodeado de sus músicos habituales, más la colaboración durante casi todo el álbum de un cuarteto de cuerdas dirigido por el prestigioso violinista Ara Makiliam, los coros de Victoria Gastelo en “Dulce introducción al caos”…

 
 
 

Discografía

 

 

Extremoduro ha editado once discos: ocho de estudio, un directo, y dos recopilatorios.
 
      Rock transgresivo, grabado en 1989, originalmente titulado “Tú en tu casa, nosotros en la hoguera” y remasterizado para su publicación en 1994

 

Integrantes

Ex-miembros

Luis “Von fanta” (Batería) y Salo (guitarra) estuvieron en el grupo en los discos Somos unos animales, Deltoya y Rock transgresivo.

  • Carlos “El sucio” (bajo) estuvo en el grupo en los discos Somos unos animales y Deltoya.
  • Iñaki Setién (Guitarra), Dani “Pirata” (Guitarra) y Alberto Gil “capi” (Batería) estuvieron en el grupo en el disco en Agíla e Iros todos a tomar por culo.
  • Eugenio (Guitarra), El moja (Batería), Miguel (Bajo) y Mon (Bajo) estuvieron en el grupo en el disco ¿Dónde están mis amigos?
  • Sergio “Ratanera”(Batería), Isaac “Ratanera” y Pepegu “Ratanera” (Bajo) estuvieron en el grupo en el disco en Agíla (Solo en So payaso y Ábreme el pecho y registra).
  • Gary (Batería), Selu (Saxo y cante jondo) y D (bajo) estuvieron en el grupo en el proyecto Pedrá.Letras

    “Bueno, yo me reivindico más como poeta porque lo que más quiero ser es poeta. Hacer una música, bueno, sí, está bien, pero hacer una letra para mí es mucho más difícil, es donde está una canción”
    Revista
    Rolling Stone, 2004  

     

Roberto Iniesta en alguna de sus declaraciones se define como poeta, y de hecho, con la excepción de la canción “Me estoy quitando” (versión del grupo Tabletom) y de ciertos dúos letrísticos, como “La carrera” (con Zosi) o “Correcaminos estate al loro” (con Ramone, dibujante de muchas de sus portadas); las letras son escritas por él mismo. En algunos casos contienen o son adaptaciones de versos o poemas de autores clásicos como Antonio Machado, Miguel Hernández, Pablo Neruda o Federico García Lorca (uno de los éxitos del grupo, “Puta”, contiene una estrofa de Los encuentros de un caracol aventurero de este último), así como de otros más modernos como Román Romero Ruiz, Kiko Luna Creciente, Marcos Ana, Sor Kampana o Manolillo Chinato, gran amigo de la banda y el entorno. De hecho, la filosofía del proyecto Extrechinato y Tú gira en torno al propio Chinato en un intento de promocionar sus poemas y la poesía en general. También cita al poeta Marcos Ana (extraídas del libro “Las soledades del muro” ) en una versión muy intima de la canción “Te juzgarán solo por tus errores (yo no)” en el disco “Rock Transgresivo”.Las letras de Extremoduro tratan principalmente sobre sexo, drogas y amor, y a diferencia de otros grupos de rock duro del país, carecen prácticamente de referencias políticas en las letras. En alguna canción se critica a las figuras del funcionario de prisiones o a la policía.

 

No te atrevas a mirarme a los ojos, funcionario;
no tendré piedad ninguna, ¡sufre y llora en tu calvario!.
Si he de escuchar en las noticias que pobrecito, que qué injusticia…
yo en mi prisión haré una fiesta cada día que siga tu cuenta

 

 

Pincho las ruedas de los coches policía
pongo un par de bombas en cada comisaría

 

 

Grandes éxitos y fracasos (Episodio I) (2004)

 

 

 

 

Grandes éxitos y fracasos (Episodio II) (2004)

 

 

 

 

 

 

Rock Transgresivo

El rock transgresivo es eficaz en el tratamiento de enfermedades que cursen con síntomas tales como ansiedad, angustia, obsesiones, compulsiones, fobias e hipocondrias. Está igualmente indicado en el tratamiento de las relaciones emocionales exageradas que surgen en situaciones conflictivas y de stress. Asimismo se recomienda en estados en los que existe dificultad de contacto interpersonal y de comunicación: trastornos de la conducta, agresividad excesiva, inadaptaciones escolares, paranoia galopante, etc.

  

 

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=AlaxAP0QMIM]

 

CANCION

 

PedráNo me importa que me claves,
como a un Cristo, en la pared;
¡ten cuidado, no me falte de comer!

Tú me agarras, yo te empujo,
y no me hace falta más:
con tu flujo me alimento de mamar.

He aprendido, de estar solo, a llorar sin molestar,
y a cagarme en los calzones, y a dudar.
La verdad sólo tiene un sentío, no me obligues a engañar;
si te crees todas mis mentiras, ¡qué vacío debes estar!.

¡Bomba!. ¡Bomba!. ¡Bomba!
Eres-tú-pa-mí.

No sé ni cuántas noches llevo ya sin dormir…
arráncame las uñas de los pies.
Morir, sólo una vez, va a ser poco para mí;
el diablo me ha cogido miedo y no me deja entrar.

No creas que estoy huyendo:
si me ves retroceder, espera,
que estoy cogiendo carrera.
Desafiar la perspectiva del fracaso
a la que estamos condenados.

Me estoy reformando. Te miro, me hincho,
me tiro a los cactus desnudo, pero no me pincho.
Me estoy reformando todas las mañanas,
y ahora, hago siempre todo lo que me da la gana.

Y saborear: si tú le das, todo tiene sentido.
Y, al despertar, te voy a contar cositas al oído.

Vuelo hasta una mancha en la pared.
Me vuelvo ajeno a todo,
y me sobran hasta mis propios pies.
Deja de perseguir a las moscas por el techo;
¿no ves que no me entero
de qué mierdas estás hecho?

Tampoco es que me importe: no sabía que decir.
Por mí, puedes quedarte tú conmigo, y yo, sin ti.
¡Sin ti!.

Y pa cara-perro: yo. ¿Qué te juegas?
Vuelve a darme la razón, y te la ganas.
Y pa cara-perro: yo. ¿Qué te juegas?
Vuelve a darme la razón, y aquí la cagas.

Si quieres que yo te quiera,
chungo aunque me des dinero,
pues yo no meto la lengua
en esa mata de pelo.
Si quieres que yo te quiera,
lo vas a tener muy crudo,
pues yo no meto la lengua
en ese chocho peludo.

Por volver como eres; por volver como somos.
Por la inmensa sonrisa de tus cansados ojos.
Por volver donde alguien te quiere sin que vuelvas.
Por poner a los míos con un poco más de luz.

Cuando su mirada se ha cruzado con la mía,
saltó sólo una chispa, y prendieron tantos fuegos
que se fue la luz del día; arrasamos los bosques;
también vi como ardían los nidos en los postes.
Me voy a recortar en punta las orejas,
y me voy a echar al monte a aullar entre la maleza.
Volver: no dudaría; ahora soy yonqui a mi manera.
Ya no quiero tu amnistía: puedo morir donde quiera.

Salto montañas; no paro ni a mirar p`atrás.
Quítame el precio y la fecha de caducidad.
Yo ya no me escondo. Ya no me tengo que agarrar
como vosotros: presos de lo convencional.

Cada mañana me tiro de la cama buscando una razón.
Muy despacito, me pongo los calzoncillitos y estoy mucho mejor.
¡Qué pena no estuvieras para ver el cuerpo que me dio dios!

Busco colillas, me saco las albondiguillas… ¡otro ataque de tos!
No recuerdo nada… ¡Hostia! ¡Anoche, qué pasada! Aquello no era yo.
¡Qué pena no estuvieras para ver la marcha que me dio dios!

Y ya nunca más
volverán mis ojos a ver tus ojos
y tu mata de pelo.
Y allí, desde lo lejos,
van llegando los viejos recuerdos
en ráfagas, lentas, de viento.

Y ya nunca más
volverán mis ojos a ser tus ojos,
y mi mente un vertedero.
Y allí, desde lo lejos,
van llegando los viejos recuerdos,
tan royéndome por dentro.

Y verás el resurgir poderoso del guerrero,
sin miedo a leyes ni a nostalgias;
y caer mil veces más, y levantarse de nuevo,
sin más bandera que sus güevos.

Grito por dentro; por fuera me hago el remolón.
Me pongo a güevo, entre la espada y la pared.
Grito por dentro; por fuera no me oigo ni yo.
No pasa nada: se nos arrima el buen humor.

Acabo de nacer. Soy un bichejo más.
Mi padre es Lucifer, mi madre una patá.
Acabo de potar dentro de tu portal:
si no te vuelvo a ver, algo te va a quedar.
No te preocupes por mí, que si te embisto no me acuerdo,
y si me haces sonreír, tiembla el mundo cuando muerdo.

Me sirven las aceras para almohada;
soy patrimonio de la humanidad.
Yo estoy solo como un perro
y no puedo seguir tu pista:
tú en tu coche grande y negro,
yo estripao en una autopista.
¡Hijos de puta!

Ya tengo los cañones preparados.
En mi barco pirata no hay maldad.
Voy a una comisaría,
monto una carnicería:
a mis colegas vengo a rescatar.
¡Hijos de puta!

Corren tan aprisa como pueden.
Unas, jadean a causa del esfuerzo.
Otras, caen; no se levantan.
Alguna, más resistente,
entona un canto para darles ánimo.
¡Hijos de puta!

Daría un río de mi sangre, si quisierais
ejércitos enteros claudicar.
Hay guerra en todas las partes.
Yo sólo pienso en tocarte.
La vida desperdiciada:
tanta lefa, para nada.
¡Escupe, bastarda!
¡Hijos de puta!

La cabeza se me va; anoche anduve perdío.
Casi todas las mañanas me levanto percudío.
Soy terco como una mula, y duro: no siento el dolor.
No necesito armadura: tengo costra alrededor.

No creas que estoy dudando;
yo no sé que hacer, y tú tan quieta,
que no me entero cuando aprietas.
Te acaricio con las manos, te miro y salgo por pies.
Cadenas, ¡fuera, que hoy es luna llena!

Despido energía y sé que soy un vago;
a mí no me ata corto nadie, porque me apago.
Me acuesto de día, cuando llega la luz,
y tengo claro que no quiero ser como tú.

Me arranco a andar y me comes la paciencia.
Que me quedo atrás… ¡vuelvo a empezar!
Que yo no sé, y yo no puedo, y yo no quiero;
me quedaré sentado en el bar.

Sólo puedo imaginar un caballo desbocado.
– ¿A quién quieres engañar? ¡Una mula en un sembrado!

Y saborear: si tú le das,
todo tiene sentido.
Y al despertar te voy a cantar
cositas al oído.

Vuelo hasta una mancha en la pared,
me vuelvo ajeno a todo
y me sobran hasta mis propios pies.

Parece que se oye un ruido…
Estoy robando en un chalet.
¡Pa una vez que nos pringamos,
hoy nos han vuelto a coger!

Los perros son mis amigos,
el guardia me quiere morder,
me persiguen los vecinos…
¿Dónde hemos dejao el OVNI?

I destrossarem el monstre
del pou més profund del nostre cap,
y no nos volverá a enloquecer,
si no hay nada que nos pueda quitar.

I destrossarem el monstre
del pou més profund del nostre cap,
y no pienso dejarle volver.
Si hay algo que me empuje: apretar.

Vuelvo a verte, ¡que bajón!
¡Y vaya careto!
tú vuelve a decir que no,
y aqu¡ me mato.
Me hago solos en tu honor
y no siento nada.
¡Estate quieta, por favor!
¡¡A que te ato!!

Ni me olvido, ni me acuerdo.
No he dormido y tengo hambre.
¡Ten cuidado, no me toques,
no te vaya a dar calambre!

Me tortura tanta duda;
polla dura no cree en dios.
Entre “ponte bien” y “estate quieta”,
tú enfrías al Sol, y yo, majareta.